Documento del CH sobre Caracas2006

EN International Council - ES Consejo Internacional - FR Conseil international
EN Hemispheric Council - ES Consejo Hemisférico - FR Conseil hémisphérique
EN European Preparatory Assembly - ES Asamblea Europea de Preparación - FR Assemblée Européenne de Préparation
Leda
.
.
Posts: 35
Joined: Sat Nov 22, 2003 8:30 pm
Location: San Francisco, CA (USA)

Documento del CH sobre Caracas2006

Postby Leda » Thu Jul 06, 2006 4:11 am

Aquí les recopío el documento que está distribuindo el CH a sus miembros, como preparación para la reunión de Lima. Son 5 páginas, así que agüenten... ;)
No hay referencias a Babels y solo una referencia a "traducción". Mi proposta es que preparemos nosotros también un documento para tratar del tema linguistico y de nuestras frustraciones y desesperos con Caracas.
Saludos,
Leda



ALGUNOS PUNTOS PARA EL BALANCE DEL VI FSM – II FSA CARACAS 2006

1. Sobre el proceso FSM y sus perspectivas

? Hay la percepción compartida de que los Foros 2006 marcan una suerte de punto de inflexión en la trayectoria del proceso. Se reconocen los avances logrados, la consolidación del Foro en el escenario global, sus acumulados políticos y metodológicos, al tiempo que se señalan desafíos para el futuro, la necesidad de hacer algunos cambios que recojan y potencien la evolución del Foro, su dinamismo.
? Como un falso dilema –a nuestro parecer- se presenta la caracterización del Foro sea como un espacio de encuentro e intercambio, sea como uno de articulación con el estatus de ‘sujeto político’. Las dos dimensiones hacen parte de la realidad de este proceso y no son excluyentes; es las dos cosas al mismo tiempo.
? Bajo distintas expresiones y formulaciones, se registra la necesidad creciente de que el Foro, como resultado de cada evento, produzca un pronunciamiento, lance el llamamiento a alguna iniciativa de acción global –hay quienes van más allá al hablar de una estrategia para el cambio global-. Esto permitiría emitir una voz hacia el mundo, darle un sentido mayor a las energías y esfuerzos que suponen el desplazamiento y contacto de miles de personas del planeta. Voces cada vez más aisladas no están de acuerdo con esto, al asociarlo con hegemonías o dirección en el Foro, negando, per se, a la ‘nueva cultura política’ que se construye en el Foro su capacidad para hacer consensos.
Darle fuerza a iniciativas que en cada año sintetizan o reflejan los asuntos más urgentes del mundo, las causas comunes, es una necesidad sentida de movimientos y organizaciones que en los hechos están construyendo agendas comunes, compartidas, intersecciones de luchas, apropiación cruzada de causas -para trabajar en terminos sectoriales o de ‘reivindicaciones’ que se consideran apropiadas para cada quien, en rigor no se necesitaría un FSM-. Las articulaciones y alianzas construidas y en camino dan cuenta de que todas/os queremos y podemos decir y hacer sobre el mundo y su futuro como un todo. Esto no niega la horizontalidad, si no que le da una perspectiva de otra calidad.
La ausencia de esa voz, de ese pronunciamiento compartido, ha dado lugar a que, hacia fuera, ese vacio sea llenado azarosamente por el manifiesto de algun grupo de notables, o por la presencia de líderes de gobiernos (Lula, Chávez), lo que termina siendo la peor alternativa. Hacia adentro, deja la insatisfacción en muchos participantes, sobretodo en quienes no acuden en delegación de organizaciones, y que representan al menos un 60% de asistentes, cuyo compromiso y expectativas de acción contra el neoliberalismo y por construir otro mundo se dispersa, pierde el sentido de un proyecto compartido.
? Un asunto de ya largo debate y de resolución inaplazable se relaciona con la periodicidad y sincronización del FSM y los regionales. La organización del Foro se asienta de manera preponderante en las energías y recursos de movimientos, redes, organizaciones. Algunas han expresado ya las dificultades que esto representa en varios sentidos, y se ha planteado la necesidad de espaciar los eventos mundiales, acordando un calendario que permita un encadenamiento de foros regionales y temáticos, de manera que no queden ‘vacíos’ en el tiempo, y se facilite la retroalimentación de procesos (En los hechos, la simultaneidad de los policéntricos no fue posible, y la sucesión les da más fuerza, resulta más respetuosa con los ritmos y calendarios regionales). Más de una vez se ha llegado a consensos en el CI al respecto, que han sido eludidos o modificados al momento de la resolución.
? El formato general del evento se ratifica como válido. Pretender que se coloque un solo tema central (por ejemplo ‘Africa’), o que todo se refiera a propuesta de alternativas, limitaría la riqueza que hasta ahora ha permitido que los eventos combinen, conjuguen la expresión de temas con grandes acumulados, de procesos de articulación y alianzas ya maduros (‘foristas’ de trayectoria, por así decir), con los nuevos, con los que van integrándose, con los que surgen en escenarios regionales o mundial como expresión de nuevas problemáticas y luchas. Este marco ha permitido en encuentro, conocimiento y reconocimiento de participantes organizadas/os –de distintos tamaños y alcances- e indiviudales.

2. Aspectos metodológicos y temáticos

? Se ha reconocido que el Foro Caracas tuvo un carácter claramente político. Esto no fue sólo un resultado azaroso o espontáneo, sino que fue un aspecto priorizado por el FSA-CH en el proceso de preparación, que incluyó una amplia consulta para la definición de ejes temáticos. El énfasis político surge entonces de la realidad, de las dinámicas de cambio en la región, de las agendas de los movimientos y organizaciones, de la apropiación o arraigo de una perspectiva que nos situa frente a inminentes definiciones sobre el destino del planeta. Los resultados, entonces, confirman lo acertado de dicha orientación, su sintonía con la realidad.
Esta politicidad no queda circunscrita al asunto de los gobiernos comprometidos con el cambio en la región y sus relaciones con los movimientos, o a las relaciones entre partidos y movimientos, como podría desprenderse de lecturas mediáticas, sino que concierne al más amplio espectro de las expresiones del poder. Así, desde una nítida, posición antimperialista y contra la guerra, fortalecida por la presencia de líderes de norteamérica, pasando por propuestas alternativas de integración –con renovada perspectiva de relaciones entre países y pueblos-, por una crítica a patriarcado, por la visualización del colonialismo como dimensión aún presente en los Estados, hasta el registro de avances en la interacción de diversidades. También las relaciones internas del Foro fueron abordadas desde este prisma político: se estrenó la Política de Igualdad asumida para hacer frente a las asimetrías y relaciones de poder implícitas.
La necesidad de construir algunos equilibrios temáticos, regionales, etc., así como de ofrecer espacios que presenten síntesis de pensamiento, debates y propuestas sobre temas estratégicos, fue cubierta a través de los eventos cogestionados; este es un medio que debe fortalecerse como parte de la metodología.
La interacción con el proceso venezolano, que motivó la elección de sede y despertó gran interés de participantes (ha sido, de lejos, el Foro más ‘grande’ de los policéntricos), se dio por varias vias. Para mucha gente era relevante la oportunidad de “ver” el proceso, conocer informaciones de primera mano, acercarse a posiciones y debates sobre el camino de cambios que se está construyendo, sobre su líder, con una coincidencia previa en cuanto a la postura y rol antimperialista. De su lado, en el entorno del Foro se valoró la oportunidad de aproximar su ‘espíritu y método’ hacia las organizaciones venezolanas, de contribuir desde una dimensión internacional a sus debates y acciones. Esta aproximación se logró, pues alrededor de un cuarto de los eventos inscritos fueron impulsados por entidades y organizaciones venezolanas.
? El empeño en la simultaneidad de los Foros debilitó las posibilidades de hacer articulaciones o ‘ventanas’ entre ellos. Asumiendo desde el inicio un calendario secuencial se habría logrado una mejor interrelación, actividades conjuntas, presencias cruzadas, etc.


3. Aspectos organizativos y logísticos

? El dinamismo que ha cobrado el Consejo Hemisférico frente a la consolidación del proceso en las Américas, y su rol compartido con el Grupo Facilitador Venezolano en la organización del Foro, fue relevante para la definición de contenidos, para la programación, así como para la inclusión y presencia fortalecida de norteamérica. La tarea se llevó adelante de manera muy colectiva, solidaria y participativa.
El CH realizó tres reuniones plenarias como parte de la preparación del Foro, y sus comisiones funcionaron de manera permanente. El debate político realizado en cada reunión se mostró muy útil para orientar todo el proceso.

? Se han anotado varias dificultades logísticas que interfirieron con la fluidez de los eventos, y en ocasiones con su misma realización o no: la ubicación dispersa de los recintos del Foro, la asignación superpuesta de locales o cambios de último momento, la ubicación en horarios coincidentes de actividades de una misma organización, etc. Pero todos estos remiten a un asunto que debe ser sujeto de corresponsabilidad y racionalización: hay una sobreestimación en el número y tamaño de los eventos autogestionados, lo que coloca exigencias logísticas exageradas a la sede, e interfiere con una optima asignación de tiempos y espacios. Un significativo número de actividades inscritas finalmente no se realizan sin que sus promotores lo adviertan con la debida anticipación. Otro tanto se hace frente a un público sensiblemente menor al anunciado; algunas en los hechos no requieren las condiciones demandadas en cuanto a traducción, por ejemplo. Todo esto, además, redunda en una presión irracional sobre el financiamiento y la movilización de recursos.


4. La difusión del Foro

? La edición del Foro en Caracas devolvió al FSM a las primeras páginas o a un sitial importante en los medios convencionales del mundo. La última evaluación después de Porto Alegre 2005 indicaba una tendencia descendente a ese nivel; en algunos casos se consideró que se estaba ya rozando la invisibilidad. En este año, tanto el ‘repunte’ mediático de Davos, como la atracción que representaba la sede, contribuyeron a esta recuperación de terreno.

Return to “IC/CI - HC/CH - EPA/AEP”

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest